sábado, 13 de octubre de 2007

GUTBALL MANIFESTO

Tras la hecatombe (catarsis inconsciente, punto cero, perdida de toda esperanza, nuevo edén, pozo de visita global...) quedó claro que la construcción de cualquier tipo de monumento conmemorativo sólo sería establecer un nuevo tótem bajo cuya sombra perecer, asesinar o morderse los carrillos en espera de los ecos y reverberaciones de la segadora, repasando la superficie de su sulfuroso jardín.

Toda (la) superficie pasa a ser dicho monumento sin necesidad de una intervención activa (manipulaciones, orgías, bailes, nuevas religiones, exterminios masivos, suicidio colectivo...). Toda (nuestra) superficie pasa a serlo, en este punto, que cada uno trace un aspa en el suelo, junte los pies de forma aproximada en su centro y comience a analizar el entorno en giros consecutivos de 360º (el girar hasta perder conciencia, equilibrio o establecer comunicación con entidades superiores es más que recomendable).

Tras este acto descorazonador, tras evaluar los peligros de texturas, formas y materiales completamente ajenos, no podemos más que desear volver a aquel dichoso (en sus múltiples acepciones) lugar cálido, aquel en que la consciencia y los órganos se debatían por tan siquiera tomar forma.Tal vez deberíamos proyectarnos hacia el exterior, fabricar una réplica de ese lugar cálido en la que componentes y conciencia nunca terminen por alcanzar un estado completo hasta aceptar la viabilidad del mecanismo de finitud, un precioso interruptor oculto tras el último pabellón (de resistencia, de autodestrucción, de placeres desconocidos, de camaradería...)

Fabricaremos un exo-organismo, una guttball, en cuyo interior habitaremos individualmente, mientras versiones mejoradas y reforzadas de nuestros viejos componentes mediarán con el entorno generando respuestas sinestésicas, generando sensaciones imposibles para nuestros viejos sentidos, ya que la consciencia de nuestra nueva superficie nos obligará a asumir nuevas formas de aprendizaje y conocimiento: sabremos como reaccionan los pulmones expuestos directamente a nuevas atmósferas, cómo se toca sin mediación de la piel, como se ve a través de las papilas gustativas y como se escucha desde el interior del riñón, comprenderemos las cualidades de un orgasmo como fruto de segregaciones de humores pensantes... Al mismo tiempo, siendo esto fruto de nuestra tecnología, podremos trucar, parchear y manipular toda posible opción, llevaremos el tuneo a un terreno orgánico, no de indumentaria o complemento, sólo tendremos nuestro propio objeto.
Los nuevos medios de ocio, la nueva fauna, pasará por asumir la perspectiva, la cámara subjetiva, las funciones, de los nano-organismos que nos recubran, sondeen, penetren y alimenten. Nos convertiremos en factorías de drogas biológicas potenciadoras, desarrollaremos una sensibilidad innata a una química consciente, nos alimentaremos de nuestras propias excreciones recicladas, generaremos sinfonías de ascensor amplificando los sonidos del propio cuerpo.
La comunicación entre gutballs se establecerá mediante sistemas inalámbricos conjugados con la segregación de telepatina sintética y humores interactivos. En el acto reproductivo (similar al cableado de descarga entre distintos componentes electrónicos) verteremos tanto nuestro código genético como el de nuestro exo-organismo, provocando que en X generaciones ambos componentes pasen a formar una unidad intrínseca. Alcanzado ese nivel, los organismos pasarían a ser depositarios de un único sexo, pudiéndose dar casos de hermafroditismo, al disponer de los mecanismos necesarios para generar nuevas unidades de manera autónoma.

El establecimiento de comunidades mediadas por la necesidad de subsistir irá en detrimento, al disponer todo individuo de mecanismos estandarizados que permitan su supervivencia. El homicidio no reportará ningún tipo de beneficio físico más allá del de disponer del espacio abandonado por otra meatball, la unidad eliminada sólo será carroña, no pudiendo disponer el asesino de sus pertenencias (órganos y humores en decadencia, su única pertenencia).
La muerte natural, así como los métodos anticonceptivos y abortivos, es una opción básica del hardware cárnico. El cáncer y otros males pasarían a ser respuestas solucionables por el propio organismo mediante el estudio de sus causas y el volcado de la consciencia en subsanarlas.

Aún disponiendo de un cuerpo esférico con el que poder desplazarse sin mayores complicaciones, recubierto por aleaciones y plásticos autogenerados como método de protección frente a entornos hostiles, una gutball puede llevar una existencia plena sin necesidad de moverse ni una micra en un ciclo vital completo.
En una sociedad en la que toda posesión es el control y dominio de un cuerpo, contando con la posibilidad de manipular este conscientemente, el arte tomaría nuevas formas, basadas en la elaboración de nuevos órganos destinados a generar combinaciones inéditas de procesos sinestésicos, la modificación de nano-organismos exteriores para que estos puedan trazar nuevas formas, pictóricas, escultóricas, sonoras o incluso videográficas en la superficie del propio cuerpo, la experimentación con nuevas formas de drogas orgánicas o el empleo de los sistemas de conexión inalámbrica para crear piezas similares al net-art pero con características de interacción a un nivel orgánico por parte de emisor y receptor. Aparecería una nueva forma de cine en la que cada organismo podría crear su propia película empleando sus nano-organismos u órganos como actores (y miembros del equipo técnico). La música, como ya se ha comentado, se generaría mediante los sonidos del propio organismo, grabaciones de sonido ambiente y la elaboración de nuevos tipos de instrumentos, adaptados a las nuevas tipologías del cuerpo.
Traducción libre de un texto de H. M. Masoch

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

4 comentarios:

Nuria Diaz dijo...

wuw! boquiabierta! (no lo he leido todo)

Natacha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natacha dijo...

Ai! tanto escribir y se me ha borrado la entrada no entiendo ni como, pero en fins serafín.
Qué que miedo me da to eso!uah! Los videos geniales. Me encanta el Cronenberg eso si ( veremos como está la última), y el video de Svankmajer Jan, puaf! creo que lo volveré a ver antes de comers

torricoelastic dijo...

uroboros...